jueves, 7 de noviembre de 2013

Amar sin medida


“Mi madre solía decir que el amor nunca se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas.
-Déjalo salir a raudales- decía. Abre tu corazón y no tengas miedo de que te lo rompan. Los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos acaban convertidos en piedra” 
El café de los corazones rotos, Penélope Stoke

Hace unos días leí estas líneas y me parecieron muy sugerentes. Cuando has dado mucho, cuando has puesto mucha vida en una relación, sea del tipo que sea, y ésta se acaba, se rompe o se 'diluye' a veces te asaltan las dudas, como decía la canción de Victor Manuel:
"Quién puso más, los dos se echan en cara
Quién puso más, que incline la balanza
Quien puso más calor, ternura, comprensión.
Quién puso más, quién puso más amor".

Con el tiempo he aprendido, después de muchos disgustos y 'rotos' en el corazón, que esa no es la cuestión; no tiene sentido preguntarse "¿quién puso más amor?". Hay personas que te acompañan durante todo el camino, o al menos un trecho grande; otras permanecen un tiempo, incluso llegando a tener una relación intensa durante ese tiempo; algunas aparecen y desaparecen como el Guadiana; unas están cerca; otras las tienes permanentemente presentes aunque la distancia te separe de ellas... Pero todas, sin excepción, aparecen en tu camino para algo. Todas encierran una lección de amor. No creo que nada sea casual, todo es causal, como dice una gran amiga.

Lo importante, lo único realmente importante aunque no siempre fácil, es dejar que el amor brote de tu corazón independiente de lo que hagan los demás con él. Eso no es tu responsabilidad, es la suya. En tu mano está amar pero no el que te correspondan o que lo hagan como tú esperas. A mí me gustaría decir como Pedro Casaldáliga: "Al final del camino me dirán: -¿Has vivido? ¿Has amado? Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres".

"La medida del amor es amar sin medida" San Agustín.
                           
Autora del dibujo: Miriam Artola
Muxote Potolo Bat









5 comentarios:

  1. Querida Arantza. Que hermosas frases encontraste, me encantaron.
    En la maestría del amor, el Dr. Migue Ruiz tiene un capitulo que se llama "la cocina mágica" y explica que el corazón es una fuente inagotable de amor. Yo creo que el amor empieza necesariamente contigo misma. Empieza por amarte a ti misma - la aceptación incondicional, sin tiempo ni medida, de la persona que eres-. Entonces el amor te llena totalmente y lo puedes compartir con todas las personas, animales o cosas que tu quieras. Eso es lo que te permite amar sin medida, como maravillosa frase del principio de tu artículo. Entonces deja de tener importancia lo que hacen los demás, tu pones amor en tu vida, en tus actos, en tus palabras. Un abrazo enorme con mucho cariño. Me gusto el artículo, de verdad me gusto
    Ricardo García Morales

    ResponderEliminar
  2. Felicito a la autora por transmitir un mensaje tan claro y conciso. A mí únicamente se me ocurriría añadir la frase pronunciada por la Madre Teresa de Calcuta: «Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.»

    ResponderEliminar