martes, 23 de diciembre de 2014

Ya están aquí...




[He publicado esta entrada en el Blog de Inteligencia Emocional de Eitb el 22.12.2014]

Ya están aquí... las Navidades... Ésta es una época que despierta emociones y sentimientos encontrados. A unos les produce alegría, a otros nostalgia... A unos les satisface reunirse con la familia, otros lo viven como un suplicio... Hay a quien le encanta comprar regalos para sus seres queridos, hay quienes darían cualquier cosa por evitar ese 'trago'... Y puede que en uno mismo se produzcan todos estos debates...
No sé si será una cuestión de la edad, pero mucha gente a mi alrededor vive con cierto desencanto estas fechas. Y no creo que sea sólo porque se han convertido en el festival del consumismo y de los excesos en el comer y el beber... En última instancia eso depende de cada uno... Es cierto que no vives con la inocencia y la ilusión de cuando eras niño... Yo soñaba con que nevara y en cazar al Olentzero o a los Reyes en plena entrega) como en las películas... Y también es relevante el hecho de que a medida que creces y vas sufriendo pérdidas de seres queridos, éstas se hacen más notorias en los encuentros de familiares y amigos. No obstante...
Hoy quiero reivindicar los valores de la Navidad: la familia, el encuentro, el amor, la donación, la entrega, la generosidad, el encuentro, el compartir, la amistad, la alegría, la paz, la reconciliación, la fiesta... Todos y cada uno somos responsables de vivirlos y transmitirlos. ¡Ojalá hagamos que sea Navidad todos los días!
Dejo para terminar un texto que me ha hecho reflexionar y una canción (y una película) que identifico con estas fechas... 
Es Navidad cuando enjugas una lágrima en los ojos de un niño.
Es navidad cuando dejas caer las armas y haces nacer la paz.
Es Navidad cuando pones fin a una guerra y se enlazan las manos.
Es Navidad cuando haces retroceder la miseria con tu generosidad.
Cada día podría ser Navidad en la tierra porque Navidad, hermanos es AMOR.
Es Navidad cuando el corazón olvida la ofensa y se abre el perdón.
Es Navidad cuando aparece la esperanza de un amor más real.
Es Navidad cuando muere la mentira y renace la fidelidad.
Es Navidad cuando el sufrimiento encuentra la dulzura de la amistad.
Cada día podría ser Navidad en la tierra porque Navidad hermanos es ENCUENTRO.
Es Navidad en los ojos del pobre abandonado que visitas en el hospital.
Es Navidad en el corazón del marginado que acoges en tu hogar.
Es navidad en las manos del hambriento que recibe un poco de tu pan.
Es Navidad para los hombres de todas las razas que viven la fraternidad.
Cada día podría ser Navidad en la tierra porque Navidad, hermanos es PAZ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario